Diseñando participación

Estamos concretando talleres con Ayuntamientos locales, donde el objetivo de los mismo sea enseñar los medios por los que se lleva a cabo un proceso participativo. ¿Para que? Para que los mismo partidos políticos, regidores y demás representantes políticos que forman parte de un ayuntamiento conozcan de primera mano que es eso de la participación y como diseñar proyectos basados en ella.

El diseño participativo es más que necesario en una sociedad que busca mayores implicaciones en su ciudad, pero es relevante que los gestores de lo público tengan claro como llevar a cabo este tipo de procesos. Ya que en el momento que inicias un proceso participativo surgen multitud de preguntas e inquietudes, ¿Cómo crear procesos que mantengan el respeto de todos y reconozcan la diversidad de actores sociales, entre público, expertos, participantes, políticos y entidades de lo público y privado…?¿Cómo equilibrar sus conocimientos y marcar sus acciones participativas?¿Cómo hacer que todo ello se combine para llevar a cabo proyectos participativos que aporten calidad a las instituciones públicas?

Desde monoD estudio, entendemos la participación como un proceso y por tanto el diseño de la misma es un aspecto clave para ir avanzando hacia una sociedad más transparente, mejor informada y cualitativamente preparada. Pero para ello hay que conocer las diferentes herramientas que aportan las técnicas participativas, y que cada una de ellas depende del diseño del proceso que se quiera llevar a cabo.

Experimentamos en nuestro trabajo con grupos participativos, que los mismos tienen mayor potencia de creación y colaboración que la mera interacción en las redes sociales. El feedback de los tipos “facebook”(foros de discusión o propuestas), no supone sino una mera aproximación  superficial a una realidad mucho más compleja y enriquecedora para la comunidad. Y desafortunadamente este tipo de iniciativas basadas en redes son las que mayormente utilizan las instituciones para hablar de participación, cuando son las que a largo plazo promueven relaciones de desigualdad entre el grupo( desequilibrios entre los grados de información, conocimiento, aprendizaje, disponibilidad, que ocurre cuando se acaba…etcétera) lo que en último  término lleva a rechazar por parte de la ciudadanía cualquier iniciativa que vaya bajo el nombre de la participación.

Apostamos por la formación en diseño participativo, porque creemos que es una forma de comenzar a trabajar la metodología participativa desde sus bases más elementales, desde su propio diseño, conociendo su funcionamiento y como llevar a cabo procesos de cocreación para los diferentes ámbitos de lo público en la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s