Compartir espacios. Un proyecto de coworking y algo más

*diagrama base para visualizar la posible propuesta de gestión social del proyecto coworking

Aquí estamos enfrascados en la vorágine de compartir espacios de trabajo profesional, o como dicen  nuestros contemporáneos “espacios coworking”. Desde monoD, junto con la empresa Avanza y la asociación Imaginando, comenzamos este pequeño proyecto (pequeño porque proviene de pequeñas localidades del interior de Alicante) basado en grandes ideas (cómo lo son la mayoría), en el que el máximo común era compartir no sólo un espacio con sus recursos materiales (wifi, luz, agua, oficina…etcétera) sino también un espacio de formación, actividades, proyectos. Facilitando con esta unión, dar riendas sueltas a las potencialidades que existen en la zona. Este coworking y algo más, supone codiseñar posibilidades futuras a emprendedores locales, mostrar las potencialidades hacia empresarios locales, y ofrecer un lugar en abierto al emprendedurismo y el fomento de relaciones sociales que generen innovación.

La dinamo de este proyecto es la mezcla, entre la detección de una cantidad de potencialidades invisibilizadas en los lugares donde habitamos junto con la falta de espacios donde crear, proyectar y posibilitar actividades para los jóvenes profesionales (estén todavía formándose o estén en búsqueda de emprender, trabajar…). En cualquier caso hablamos de ir construyendo conjuntamente un lugar donde realizar, entre otras cosas:

_proyectar una red social virtual y semipresencial, en la que encontremos un punto de apoyo a la hora de emprender una actividad económica o un proyecto propio.

_interactuar con otras personas que habitan(de manera estable o itinerante) este espacio, conocer y entablar relaciones dependiendo de intereses, necesidades y proyectos comunes.

_formación entre los que habitan el espacio (desde sus saberes), como desde estos hacia el exterior. Favoreciendo el aprendizaje continuo entre profesionales y sus diversas experiencias

_actividades abiertas y colaborativas donde todos seamos participes y no sólo usuarios pasivos. Que tengamos la posibilidad de proponer acciones a realizar desde nuestros conocimientos.

Todo ello para como señala Amalio Rey en el interesante artículo “CSI: catalizando la innovación social”, construir una comunidad en donde se mezclan diferentes intereses y necesidades que tiendan hacia la innovación social.

Y es así como desde el primer momento se ha planteado que sea un proceso abierto, inclusivo y participativo con cuatro fases básicas:

_Comunicación y difusión de la idea inicial: aquí el grupo inicial se puso en contacto con otros profesionales sensibles a la idea y se propuso abrir un grupo facebook, en el que difundir de manera sencilla lo que se pretendia. Se utilizó la potencialidad que tiene ahora el concepto coworking y se proyecto realizar una reunión para hablar sobre todo ello.

_Reunirse, conocerse y comenzar a hablar. Aquí y después de difundir el grupo por la red social, se propuso realizar una reunión abierta para que todo el mundo conociera de primera mano que era lo que se proponía y también dar su opinión sobre el mismo. Posteriormente a la reunión se decidió en la misma pasar una pequeña consulta para completar mejor las visiones de todos (ya que no dio tiempo a que todos expresarán sus ideas o gente interesada no pudo asistir)

_Diagnosticar las diferentes tipologías que se pueden encontrar en un espacio compartido y como sostenerlo social y economicamente. Aquí se trata de ir viendo con la ayuda del instrumento de la consulta, las posibilidades que cada uno de los interesados le ven al espacio, con lo que se puede aportar (experiencia, formación, proyectos…) junto con las necesidades que cada uno tiene hacia temas como sus proyectos, profesión, formación…

_Jornada de información y formación práctica sobre emprendedores y espacios coworking, junto con la realización de un taller colaborativo para diseñar un espacio compartido común. Aquí se trata de centrar en la práctica todo lo hablado anteriormente, con la información de otras experiencias y con el diseño de una metodología participativa.

_Diseño y creación del espacio, donde se sacarán las conclusiones y resultados de todo lo anterior y se decidirá las posibilidades que existen a la hora de abrir un espacio coworking y más (con ese algo más que todavía está por definir)

Un proyecto de estas características, necesita ir construyendo comunidad desde el principio para que a partir de ella se den posibilidades de futuro que vayan más allá de abaratar recursos y compartir oficina, para qué la necesidad más manifiesta como es compartir gastos ayude a manifestar las necesidades más latentes, como encontrar salidas profesionales a nuestra formación superior, encontrar espacios donde generar actividades novedosas con la ayuda de otros profesionales y posibilitar la red suficiente como para ir moviendo proyectos empresariales novedosos.

4 pensamientos en “Compartir espacios. Un proyecto de coworking y algo más

  1. Adelante! os veos muy bien encaminados con lo que es la verdadera filosofía del coworking. Contar con mi apoyo en lo que necesitéis. Traeré ideas frescas de la 1ª Conferencia Española sobre Coworking que se realiza en Madrid los próximos 25/26 Abril 2012

    Saludos!
    Marta Rey

  2. Pingback: Las cosas del Coqué |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s